La Universidad de Exeter y el Laboratorio Marino de Plymouth (PML) se unieron en el proyecto, que examinó 50 animales individuales en 10 especies de delfines, focas y ballenas. Los resultados, publicados recientemente en Scientific Reports, muestran 5 mm de microplásticos en cada animal, con un 84 por ciento de fibras sintéticas (textiles y telas hechas por el hombre).

El 16 por ciento restante era directamente atribuible a varios tipos de fragmentos de plástico, como envases de alimentos y botellas, y eran en su mayoría de color azul o negro, informó Phys.org.

“Es sorprendente, pero no sorprendente, que todos los animales hayan ingerido microplásticos”, dijo la autora principal Sarah Nelms. “El número de partículas en cada animal fue relativamente bajo (promedio de 5,5 partículas por animal), lo que sugiere que eventualmente pasan a través del sistema digestivo o que están regurgitados”.